06 25 2017
Headline

¿Dónde quedaron nuestras armas?

Osorio ChongPor Monserrath García Deheza, columnista de Radiografía Informativa.

Planeada, pacifica, ordenada, limpia, sana, así ocurrió la marcha de estudiantes del IPN rumbo a gobernación, para entregar el pliego petitorio que entre otras cosas pide la revocación del Reglamento Interno del IPN.

Incluso, me atrevo a decir que el 30 de septiembre del 2014 pasará a la historia como el día en que los politécnicos dieron cátedra de civilidad en la planeación, ejecución, y control de los contingentes de estudiantes. Pero también, un momento histórico para un gobierno priista, que a diferencia de muchos gobiernos precedentes, apostó por el dialogo y en el primer intento.

No es resultado del azar el hecho de que en el escenario de este episodio, figurara un templete bien establecido, un sonido de micrófono casi perfecto, un “bonachonismo” del Secretario de Gobernación (sin saco e informal), evidentemente éste aprovechó la coyuntura para prefigurarse como el comisionado del gobierno federal para reestablecer orden en asuntos sociales, es decir, la figura rigurosa del priismo que va ganando puntos frente al presidente, la opinión pública y los medios de comunicación, como un próximo candidato.

Dicen muchas voces que, Osorio Chong demostró su buen oficio y sus tablas, con la disposición a oír, callar en el momento correcto, incluso por momentos breves ganó aplausos de los estudiantes. ¡Qué bien, insólito y prometedor ejercicio de dialogo!, que el responsable de la política interna saliera a dialogar en la calle, situación que no imaginaríamos con Emilio Chuayffet, el Secretario de Educación.

Pero, ojalá esta misma rapidez, claridad y prestancia del gobierno para tratar temas incomodos fuese total, en cualquier tema, para todos los sectores afectados.

Qué no se les olvide la desaparición forzada de 57 estudiantes normalistas y el asesinato de 6 en Guerrero, la falta de esclarecimiento de los asesinatos en Tlatlaya Estado de México, la actuación reprobable de los elementos del ejército. A las pruebas me remito, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Amnistía Internacional (AI) y el Comité Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), lo saben, sus pronunciamientos no son vanos ni ficticios.

Si realmente el gobierno mexicano le quiere apostar a la civilidad, discutir y reactivar la conciencia crítica de los estudiantes universitarios, que esclarezca y deje de meter mano en la Comisión de Derechos Humanos.

Y así como Yoloxochitl Bustamante ha considerado renunciar a su cargo como directora, Raúl Plascencia Villanueva debería declinar su aspiración de reelegirse como presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pues su figura es inservible al inclinarse por utilidades políticas.

Amigos: Esta semana ha resurgido el verdadero espíritu del 2 de octubre de 1968, el IPN está dinamizando consignas dignas en momentos de desgracia, de matanzas y un Estado de Derecho quebrado. Pero ojo, eso no significa que el clima social del país marcha viento en popa, es urgente reconstruir el tejido social y darle alternativa a los jóvenes, la principal energía para reactivar al país.

Por el momento la negociación va pareja, van 1 a 1, los medios alaban a Osorio Chong, los ciudadanos a los estudiantes, el viernes y sólo hasta el viernes se puede festejar este encuentro, en adelante veremos si ganó por simpatía el gobierno del “Estadista Mundial 2014” o arrasó el gigante estudiantil, que actúa con una sola arma: sus credenciales.

What Next?

Related Articles

Leave a Reply

Submit Comment