10 22 2018
Headline

Dos menores de edad presuntamente vandalizaron el antiguo Templo de la Virgen del Rosario en Tequisistlán, Tezoyuca.

Tezoyuca, Edomex.- El antigüo Templo de la Virgen del Rosario, ubicado en la comunidad de Tequisistlán, municipio de Tezoyuca, en el Estado de México, fue vandalizado por dos menores de edad, quienes se vieron sorprendidos por vecinos de la comunidad y trasladados a las autoridades correspondientes para que paguen por sus presuntos delitos.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes 24 de septiembre en la comunidad de Tequsisitlán, Tezoyuca, cuando integrantes de la mayordomía se congregaron para una reunión y se percataron de la presencia de dos menores de edad, uno de 8 y otro de 12 años, en el techo de la parroquia, por lo que les indicaron que bajaran, sin embargo, estos se negaron.

Ante la negativa de los menores a bajar, los mayordomos pidieron apoyo a la Policía Municipal, quienes lograron convencerlos de que bajaran, al mismo tiempo que uno de los mayordomos abrió las puertas de la parroquia y notó que salía humo de una de las cárceles de la Santa Inquisición, al acercarse observó que los menores presuntamente incendiaron papeles; además de destruir el Nicho del Santo Patrono, San Bartolomé, en la parte de las “ruinas” de esta iglesia que data del siglo XVIII; además de rayones en el altar y paredes del templo.

Debido a estos hechos, tocaron las campanas y la gente del pueblo se comenzó a juntar y pretendían hacer justicia por propia mano contra los menores y sus padres; por lo que la policía municipal tuvo que intervenir a petición de la mayordomía para proteger la integridad de los presuntos vándalos.

Los presuntos delincuentes y sus padres fueron llevados ante las autoridades de Tezoyuca, quienes se declararon incompetentes por ser un delito federal; por lo que tuvieron que ser trasladados al Ministerio Público de San Agustín, en Ecatepec, al área especializada en atención a menores infractores, quienes determinaron que no había testigos presenciales que los observaran vandalizando la parroquia, por lo que fueron puestos en libertad.

Al regresar a Tequisistlán, los padres de los presuntos delincuentes se comprometieron a pagar los daños ocasionados, así como acudir a misa el próximo domingo para que sus vástagos ofrezcan una disculpa a la comunidad.

Cabe señalar que los presuntos delincuentes, menores de edad, no asisten a la escuela y el núcleo familiar es problemático.

 

What Next?

Recent Articles

Leave a Reply

Submit Comment