10 22 2018
Headline

La longeva historia de los terremotos retratados por el cine documental mexicano

Por Héctor Trejo S. columnista de Radiografía Informativa.

El 8 de junio de 1911, Francisco I. Madero ingresaba triunfante a la Ciudad de México, acompañado de una caravana de medios de comunicación, incluyendo a los primeros visionarios cinematográficos como Salvador Toscano, Guillermo Becerril, los hermanos Stahl, los Alva, entre algunos otros, que habían filmado batallas, festejos y hasta ejecuciones entre los caudillos y otros combatientes y que a su ingreso a la otrora capital del país fueron testigos, junto con el lente de sus cámaras, de la devastación generada por un catastrófico terremoto cuya intensidad fue de 7.7 grados en la escala de Richter, hecho que marcó el inicio de los primeros filmes –documentales- sobre los terremotos mexicanos.

Treinta y un años más más tarde en 1942, llega una cinta de ficción que vale la pena recuperar en este recuento, porque nos permite ver entender que el país y en particular la Ciudad de México han sido azotadas por movimientos telúricos durante toda su historia, el filme se llama ¡Cuando la tierra tembló!, dirigido por Antonio Helú y protagonizado por Arturo de Córdova, Emilio Tuero, Carmen Hermosillo, María Luisa Zea y Consuelo Miller.

Como era de esperarse, la carga narrativa sobre el tema la concentra el sismo de 1985, cuyas pérdidas rebasaron los 10 mil muertos y 4 mil desaparecidos, según datos oficiales, aunque involucrados en las labores de rescate y limpia de la Ciudad de México, estiman muchas más pérdidas humanas y ni qué decir de los detrimentos materiales.

El año de 1985 fue muy complicado en todos los aspectos, sin embargo, a finales del mismo, cuando las heridas aún no sanaban, la realizadora Maricarmen Lara se aventuró a lanzar un documental tremendamente doloroso por todos y cada uno de los personales que captura. Me refiero a “No les pedimos un viaje a la luna”, metraje ganador de un Ariel y Diosa de Plata, que puede ser considerado como el primer documento visual del mismo, además de los relatos de los noticieros que estuvieron al aire en ese momento.

Para 2015 aparece el documental ‘México ‘85: Relatos de un terremoto’, el cual devela nuevas imágenes de la tragedia, mostrando el terrible padecimiento de las familias que perdieron a sus seres queridos y su patrimonio, al mismo tiempo de que deja ver el valor de la solidaridad, que encumbró al pueblo mexicano en esos momentos de crisis humanitaria, a través de testimoniales de cinco sobrevivientes.

“El Terremoto de México” dirigido por Matías Gueilburt es otra muestra del valor que el documental le dio al sismo del 85, indagando en cuestiones que quedaron sin respuesta, así como en los detalles emotivos de la tragedia.

En 2017, para sorpresa de todos, después del simulacro de evacuación de sismo que año con año se realiza en conmemoración al terremoto del 85 –y con el objetivo de instruir a la sociedad para salvar su vida-, un movimiento telúrico de magnitud 7.1 grados en la escala de Richter sacude nuevamente al país, hecho que se captura en los teléfonos celulares de millones de mexicanos.

Precisamente del uso de esta nueva tecnología de captura de video colectiva, se trata el cortometraje ’19/17′, realizado por  Guillermo Vázquez, quien llevó a cabo una recopilación de videos e imágenes captadas por la gente que participó en los rescates y trabajos de limpieza de escombros en el más reciente sismo.

El corto de 21 minutos celebra el trabajo en equipo de la sociedad, para el rescate de los afectados en el colegio Enrique Rébsamen de la Ciudad de México e impacta con las imágenes de caídas de edificios y otros cuadros de desastres.

Un recuento al que seguramente le faltan filmes, pero que retrata la historia de los sismos en nuestro país, que como la primavera o el invierno, están presentes en todo momento.

Taller de cineminutos en el CUEC

Por otro lado, me llena de gusto hacer público el “Taller de cineminutos con dispositivos móviles” impartido por el profesor del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, Jaime Aparicio, que comenzarán desde el 22 de septiembre hasta el 8 de diciembre los días sábado.

Además de impartir clases en el CUEC, Jaime es el director de “El Mago” (2004), cinta ganadora del Festival de Cine de Guadalajara y del Internacional de Cine de Montreal.

Interesantísima propuesta para los amantes del cine y la realización.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “CinematografoCeroCuatro” en Facebook y “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.

What Next?

Recent Articles

Leave a Reply

Submit Comment