Tips para dar sexo oral a las mujeres, déjalas temblando de placer!!!

o femeninoPor: Fabiola Ramírez Salas-Linares, columnista de Radiografía Informativa.

Darle sexo oral a una mujer (conocido como cunnilingus) es una de las formas más eficientes de generar un orgasmo femenino ya que le da a la mujer todo lo que necesita: estimulación directa pero húmeda y gentil en el clítoris.

Es el juego previo por excelencia, pues consigues que tu pareja tenga un alto nivel de excitación y que toda el área vaginal quede perfectamente lubricada; recuerda que las mujeres necesitan un poco más de estimulación y más intensa que los hombres para alcanzar el orgasmo y ésta es la mejor manera de lograrlo, así que chicos, les conviene agregarla a su repertorio.

Aunque el clítoris y el pene tienen una fisiología similar, funcionan muy diferente y a veces es difícil lograr la estimulación que requiere nuestra pareja. A continuación algunas recomendaciones para lograr dominar el arte del cunnilingus:

En primer lugar recuerda nuestras recomendaciones de la columna anterior y se [email protected] en cuanto al uso de condón y la higiene.

Una vez que has decidido tener o dar sexo oral a una chica, debes comenzar por caricias lejanas al área genital, comienza con besos y caricias y lentamente ve bajando hacía el clítoris, si comienzas bien ella te guiara hacía su vulva, sin embargo, hazla esperar un poco y juega con tus dedos en toda el área circundante (labios, entrada vaginal, alrededor del clítoris), estimular toda el área la ayudará a disfrutar de todo el placer que estas por darle.

Cuando decidas empezar a estimular con tu boca el clítoris, recuerda que es un área muy sensible, así que hazlo muy suavemente, puedes acercarte dándole pequeños besos, como si quisieras hacer una burbuja de saliva, prueba a ver qué sensación produce; recuerda, no te acerques demasiado porque puede ser irritante y no lo hagas tan lejos porque ella no sentirá nada, básicamente se trata de darle un leve soplido de aire caliente.

Piensa que estás dando un beso, la vulva tiene labios y el clítoris es como una lengua, así que besa los labios lentamente, con poca presión, usa tu lengua y acarícialos; puedes tomar el clítoris entre tus labios y chuparlo suavemente, sin morder, nunca tenses tu lengua, relájala, imagina que estas comiendo un helado

Todo el tiempo debes prestar mucha atención a tu pareja, mira sus reacciones, hay lugares donde ella sentirá más placer y lo sabrás por sus gemidos, espasmos o palabras, cuando llegues a uno de esos sitios, dedícales más atención.

Cuando inicies hazlo con la punta de la lengua, cuando veas que ella necesita más estimulación (y si lo estás haciendo bien, lo sabrás por sus reacciones) entonces utiliza toda tu lengua para abarcar el clítoris completo y lamer toda el área de la vulva. Puedes hacer círculos con tu lengua, dar lamidas largas, cortas, ir variando y probando que es lo que más le gusta a tu chica.

Imagina que tu lengua es un pene, así que haz con ella lo que harías con el pene, frota el clítoris, lame de arriba abajo, penetra la entrada vaginal y mantén un ritmo constante, sólo de esta manera lograrás que ella alcance el orgasmo.

Además de usar tu lengua, recuerda que no por el hecho de ser sexo oral significa que no puedes utilizar tus manos, así que utiliza tus dedos para penetrar la vagina y estimular el clítoris, recuerda que hay que buscar la variedad. Aunque des la caricia más maravillosa al clítoris, si no varias, al poco rato resultará aburrido y perderás todo lo ganado, así que debes alternar: clítoris, labios, orificio vaginal, lamer toda el área, chupar, succionar ligeramente, separarte un poco, introducir tu dedo, masturbarla, tocar sus senos. Imagina que tu misión es darle placer y que harás todo lo que sea necesario para conseguirlo; pues bien, para eso, hay que crear una especie de combo de disfrute que incluya todas las técnicas del repertorio.

Recuerda que no necesariamente la primera vez conseguirás llegar al orgasmo y que, lo que funciona para una mujer, no necesariamente funciona para todas, así que investiga, pregunta, prueba y observa muy bien cómo reacciona ella, hay mujeres que requieren más intensidad en las caricias y hay otras para quienes puede ser demasiado.

No utilices tanta saliva porque puede resultar molesto para la chica sentirse tan húmeda y eso puede distraerla.

Finalmente, si decides hacerlo, disfrútalo, se nota cuando alguien no lo disfruta, no es una obligación, así que si lo das, dalo con mucho entusiasmo.

Por ahora me despido, recuerden comenzar a desarrollar su propia técnica, recuerden que la práctica hace al maestro y nos leemos la próxima vez.

Dudas, preguntas y sugerencias de temas, pueden escribir al correo electrónico: [email protected]

 

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.